top of page

Escúchame, escúchame mucho ... y bien

¡Hola¡


Solemos pensar que escuchar es fácil, que es poner la oreja y ya está, pero nada más lejos de la realidad.


Uno de los mayores problemas a la hora de escuchar es que lo hacemos desde nuestros propios parámetros, lo que dificulta y mucho la verdadera escucha.


Un caso extremo de mirar al otro desde nuestro propio punto de vista es verle como una causa por la que luchar y no como una persona.


He creado esta historia que lo ilustra, y que espero que os entretenga, ayude a pensar sobre el tema, o que os sea útil de alguna manera.





El próximo mes analizaré la conversación desde el punto de vista del counselling.


Como siempre, cualquier comentario y/o aportación al respecto será bienvenida y agradecida.


Un abrazo,

Gema


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page